Lo más nuevo:

Marca personal a Duarte para evitar intente huir

Foto: Notimex.

Juaristi-byline

En su desesperación, el hombre iba oculto en la cajuela de un automóvil, buscando evitar ser detenido por las autoridades que seguían su huella.

Finalmente, interceptaron el vehículo y detuvieron al personaje de la cajuela quien fue juzgado y sentenciado por narcotráfico y otros delitos.

¿Lo recuerda?

Efectivamente: fue Mario Villanueva Madrid, entonces Gobernador de Quintana Roo y la escena tuvo lugar en plena era salinista donde tuvo sus días de gloria en ascendente carrera.

Luego de eso, la cárcel, en alguna prisión de alta seguridad en Estados Unidos y lo que falta de su sentencia en ese lugar y posiblemente en Mexico.

Viene a cuento la historia de Villanueva Madrid, porque pocos podrían pensar que hombre todopoderoso como el Gobernador de Quintana Roo acabará sus días de libertad a la desesperada encajuelado voluntariamente, en vano intento para evadir la acción de la justicia, de la misma manera que muy pocos puedan dar crédito en estos días a lo que todo hace suponer está por suceder en Veracruz.

Si los indicios no fallan, si el Gobierno de la República no ha enviado señales cruzadas, si la interpretación a dos episodios es acertada, Javier Duarte tiene sellado su destino y, del señor Gobernador de Veracruz pasará a un hombre sentado en el banquillo de los acusados con cuando menos tres acusaciones penales en su contra.

La cronología está a la vista. La Procuraduría General de la República atrajo el caso Duarte que acumula todo tipo de acusaciones por  atrocidades durante su sexenio, casi simultáneamente cuando el PRI daba a conocer que el lunes 26 se reuniría su Comisión de Justicia para estudiar  si revoca o no los derechos partidarios del inculpado.

Fernando Elías Calles, el que fuera Subsecretrio de Gobernación con Manuel Bartlett hizo la declaración.

Las salidas para el gobernador veracruzano están cerradas.

No dudamos que, para evitar una acción desesperada, el orgulloso mandamás de Xalapa y desde ahí de uno de los principales estados de la Republica, intente huir y que en su precipitada fuga, sea capturado por los agentes que, por sentido común, deben estarle ya vigilando, precisamente para que no escape.

No está el horno para bollos y por elemental sentido común, el Gobierno de Peña Nieto y su partido deben escribir el epílogo de los dos capítulos ya al aire.

Y ese no es otro, que el juicio y, si es culpable, la cárcel para él entonces desaforado Gobernador.

El PRI tiene que colgarse la medalla del combate a la corrupción y arrebatársela al PAN que encabeza la cruzada moralizadora en tierras jarochas.

1 Comentario en Marca personal a Duarte para evitar intente huir

  1. antonieta barrientos de de hoyos // septiembre 24, 2016 en 9:56 am // Responder

    eso le pasa a Duarte por no haberse asesorado con los gobernadores de Coahuila, ellos si saben como salir impunes y hasta regresar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: