Lo más nuevo:

Derechohabientes: el diario calvario en el ISSSTE de PN

Fotos: Cortesía.

Por: Efraín González

Sólo falta que el violín empiece a tocar. El tambaleante funcionamiento del hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Piedras Negras ha enviado a los terrenos de lo incierto la salud de 10 mil habitantes de esta ciudad.

Don Luis Márquez es uno de ellos. Dudoso por si otra vez no encontrará Nifedipino y Telmisartán para su alta presión, hace fila detrás de 40 profesores jubilados como él en la ventanilla de farmacia. “Mandan un camión con medicamento cada mes. Antes era cada semana, seguido me quedo sin medicina y debo comprar en las farmacias de genéricos cuando hay dinero, pero hay casos más graves que el mío, por ejemplo, compañeras con cáncer que deben ir hasta Saltillo pagando su propio transporte”, dice.

La fila a la farmacia llega a una pared de la clínica donde termina la única área que funciona del hospital: la de consulta. La otra mitad ha quedado fuera de servicio desde hace tres años cuando se anunció el comienzo de una remodelación del quirófano, urgencias, laboratorio y rayos x.

La esplendorosa obra no salió de los planos y el angustiante presentimiento de un fracaso se materializó en diciembre de 2015 cuando Proyectos Arquitectónicos, Servicios y Supervisión de México (PASSA) se declaró en quiebra por falta de pago. La compañía que había ganado la licitación para remodelar la clínica abandonó la obra, ahí quedaron también una decena de albañiles sin recibir liquidación.

El director del ISSSTE Arnoldo Carrales, fue el siguiente en tocar la retirada apenas un mes después. Él dijo: “el problema grande ya va empezar. Me voy”, recuerda Diego Múquiz, líder de los Trabajadores Jubilados de la Educación quien junto a sus 800 representados ha realizado manifestaciones dentro del hospital enfrentándose al nuevo director José Luís Paz Zablah, un cirujano privado conocido por sus operaciones de obesidad en la Clínica México.

unnamed-2

A inicios de año aceptó el reto suicida de recibir en sus manos la granada que a tiempo soltó Carrales. Ahora irónicamente combina sus servicios privados con el servicio público en el mismo lugar, la Clínica México donde casualmente el ISSSTE renta una hacinada área de quirófano y urgencias por el abandono de sus instalaciones propias.

“No es posible que con el problema gigante que atraviesa el ISSSTE hayan puesto un director de medio tiempo. Este médico Páz está dedicado a sus asuntos privados por eso llega aquí a las diez de la mañana y se va lo más temprano que puede para seguir sus consultas por fuera. Esta crisis ocupa un director de tiempo completo”, recalca el líder de los trabajadores de la Educación ya jubilados.

Semanas atrás estos jubilados planeaban manifestar su desesperante situación en presencia del director nacional del ISSSTE José Reyes Baeza. “Antes que empezara la manifestación el director Páz y el delegado estatal del ISSSTE nos firmaron una minuta donde aseguraban que el 19 de septiembre reiniciaban los trabajos de remodelación del quirófano y urgencias. Ahora sabemos que fue un engaño político, atole con el dedo”.

Pasada la fecha prometida el abandono aún es el vencedor en la obra del ISSSTE. Los doscientos jubilados sólo son el menor grupo de afectados. Hay tres mil trabajadores de la educación activos que también son afiliados al ISSSTE al que pagan una cuota quincenal de 230 pesos. Sumados a sus parejas e hijos la cifra se eleva a ocho mil. Del municipio son otros 2 mil afiliados que dependen del IMSS. Faltan aún los trabajadores de dependencias federales y maestros de cinco manantiales que necesitan los servicios del ISSSTE Piedras Negras. En total la ventanilla de vigencia arroja la preocupante cantidad de 22 mil derechohabientes.

“Aquí nadamás hay de dos: o no hay dinero o lo están enviando a otro lado… sólo falta que nos toquen el violín”, sentencia don Luís Márquez para luego despedirse e ir a comprar el Nifedipino y Telmisartán que otra vez no encontró en la farmacia ISSSTE y de paso hacerse unos estudios de laboratorio subrogado en el Centro de Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: