Lo más nuevo:

Cambios en CFE tipo Pemex, sin ver el desastre

Foto: Archivo.

Juaristi-byline

Sin aprender la lección de lo que pasó en Petroleos Mexicanos (PEMEX) a través de sus múltiples reorganizaciones, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se presta a tomar una nueva estructura que, básicamente parte de lo hecho en Pemex.

El 16 de julio de 1992 Pemex se dividió en cuatro, a saber: Pemex Exploración y Producción;

Pemex Refinación; Pemex Gas y Petroquímica Básica y Pemex Petroquímica.

Después de eso vinieron algunos parches hasta desembocar en lo que queda de la principal empresa mexicana.

Quienes dicen conocer de cuestiones petroleras afirman que de la industria sabían solamente Antonio Dovalí Jaime y Jorge Díaz Serrano cuando llegaron a la Dirección General.

Los demás, han sido políticos convertidos en petroleros cada sexenio.

Pero volvamos a lo que ocurrirá en la Comisión Federal de Electricidad. No se conserva en una entidad ni se divide en cuatro como Pemex.

La CFE se dividirá en diez subsidiarias.

Serán: CFE Transmisión, Distribución, Suministro Básico, Suministro Calificado, Generación, Independientes y finalmente Auto Abasto.

Al igual que las mas recientes modificaciones en Pemex, van bajo la dirección de Pedro Joaquín Coldwell como Secretario de Energía, Minas e Industria Paraestatal.

Cada subsidiaria tendrá un órgano de gobierno propio, “responsable de la administración eficiente de los recursos de las empresas”.

Los optimistas y las versiones oficiales creen que se adelgazará la carga burocrática en CFE. Los que conocen la historia aseguran hay que multiplicar por 5 o 6 la carga en todos los sentidos porque la autonomía de cada subsidiaria requerirá de mas personal por decir algo, contable-administrativo.

En lo sucesivo, a como se las gasta la burocracia el de CFE Distribución no podrá llevar el sobre que corresponde a CFE Transmisión aunque estén escritorio con escritorio, bajo el mismo techo aunque, ahí empiezan los asegunes, con diferente jefe.

Desconocemos en que proporción aumentó CFE su generación de energía, pues los datos que hay no son confiables ni recientes.

Es altamente probable estemos importando energía como el resto de los bienes y servicios que presta el estado.

Hay que meterse a las entrañas de CFE para conocer la verdad.

Pero sucede que críticos y analistas están tan ocupados con las Casas Blancas, la violencia, los gobernadores bandidos, la impunidad, los asesinatos de militares y jueces, que no queda tiempo ni espacio para revisar las cuentas de la industria eléctrica.

Las de la petrolera se adivinan con el desastre que se vive.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: