Lo más nuevo:

Voto electrónico, una opción económica y eficaz en procesos electorales

Foto: Notimex

Guadalajara.- Ante el gasto de tres mil millones de pesos que el Instituto Nacional Electoral (INE) destinará para la documentación y material electoral de la jornada comicial del 1 de julio, el voto electrónico reaparece como una alternativa de recepción de sufragios eficaz y más económica a largo plazo.

Utilizado anteriormente en elecciones locales de Coahuila (2005, 2008 y 2009), Jalisco (2009 y 2012) y la Ciudad de México (2009), el también llamado e-voting comprobó, entre otras cuestiones, que facilita la votación, agiliza el cómputo y la publicación de resultados.

En entrevista con Notimex, el magistrado presidente del Tribunal Electoral del Estado de Jalisco, Rodrigo Moreno Trujillo, explicó que este sistema de votación utiliza medios electrónicos para recibir y recabar el sufragio ciudadano en la jornada electoral.

Señaló que existen modelos donde el voto se emite de manera presencial, a través de una urna electrónica o a distancia, donde la persona puede votar por Internet.

“Existen varios modelos (de e-voting), algunos emplean maquinaria de registro electrónico directo de la votación, que te permite recolectar los votos en la urna electrónica, estos no se transmiten a través de Internet o de otra red, a este esquema se le conoce como voto electrónico en sitio”, expuso.

En este sentido, señaló que la experiencia que tuvo Jalisco en 2009 y 2012 durante las elecciones extraordinarias en los municipios de Gómez Farías y San Cristóbal de la Barranca, así como en las ordinarias de Tuxcueca, permitió reducir costos de materiales y documentos electorales, además que agilizó los resultados de las votaciones.

Por ello, señaló que a nivel nacional, esta alternativa podría representar una reducción de costos, aunque indicó que “en un primer momento sí costaría comprar las urnas, pero posteriormente nada más sería su mantenimiento y ya no estaríamos utilizando tanto papel, sería también un tema ecológico”.

Al respecto, el encargado de la Unidad de Informática del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Jalisco, Ramiro Garzón Contreras, afirmó que después de dos prototipos, en el 2012 desarrollaron una urna electrónica que costó mil 200 dólares.

En este año, explicó, adquirieron mil 200 urnas que representaron un gasto único de 18 millones 700 mil pesos al tipo de cambio de entonces, sin embargo, esta inversión resultó ser menos a largo plazo en comparación al modelo de votación tradicional.

“Una casilla más o menos anda alrededor de siete mil 500 u ocho mil pesos; lo que cuesta montar la urna, el papel, el lápiz, capacitar funcionarios, entre otros. En cambio con una urna electrónica, en al menos tres elecciones constitucionales nos daba ya un menor costo, la curva de inversión era menor”, expresó.

Para este Proceso Electoral 2017-2018, el INE instalará en 30 entidades federativas, 156 mil casillas que contendrán materiales y documentación electoral, cuyo costo será de tres mil millones de pesos, sin contar el gasto de capacitación a funcionarios y del traslado de los paquetes electorales.

En el 2014 el otrora Instituto Federal Electoral (IFE) recomendó al Congreso de la Unión incluir en la redacción de las leyes secundarias de la Reforma Política- Electoral, el uso de urnas electrónicas.

“El uso de urnas electrónicas con efectos vinculantes en diversas entidades del país muestra la utilidad de esta herramienta y evidencia la necesidad de que nuevas tecnologías sean incorporadas a la organización de las elecciones”, se lee en la nota técnica que el IFE entregó a los legisladores.

Sin embargo, en la redacción final de las leyes secundarias de dicha reforma, estas consideraciones se omitieron, por lo que el INE no podrá hacer uso de esta modalidad de recepción del sufragio en estas elecciones.

Si en los comicios de esta año se utilizaran en vez de casillas, 156 mil urnas electrónicas se tendría que invertir, al tipo de cambio actual, tres mil 519 millones 360 mil pesos, poco más de lo que se destinó a la adquisición de materiales electorales este año, con base en los costos proporcionados por el funcionario del IEPC de Jalisco.

Garzón Contreras explicó que otras de las ventajas detectadas en la votación electrónica de Jalisco fue el poco tiempo que se invirtió en la capacitación del personal encargado de las urnas, pues apenas se dedicó cinco minutos. Además, de que a seis años de su adquisición, estos aparatos continúan funcionando.

Destacó que con la implementación del e-voting, el error humano al contar los votos y llenar las actas de escrutinio, se redujo considerablemente, “en la más grande, que fue esta constitucional de 2012 tuvimos cero impugnaciones en el Tribunal, ya en Sala Superior”.

Asimismo, en la experiencia de Jalisco, el voto electrónico generó un 80 por ciento de aceptación por parte de la población, ya que además de ser una forma rápida y eficaz para votar, resultó de fácil manejo.

La urna electrónica utilizada en los comicios de Jalisco, es similar a un cajero automático con medidas aproximadas de 70 centímetros de alto y 50 de ancho, con una pantalla táctil y un contenedor transparente donde se deposita un comprobante del voto que emite la propia máquina, llevando así un conteo de los sufragios emitidos.

No obstante, el encargado de la Unidad de Informática del IEPC de Jalisco resaltó que en los primeros prototipos de estas urnas, la ciudadanía tenía desconfianza en los procesos técnicos de la entonces, novedosa forma de votar.

Describió que tras varios ejercicios mejoraron el funcionamiento del aparato, garantizando que el secreto del voto se respetaba y que el sufragio emitido coincidía con el candidato que el ciudadano elegía, asimismo, los resultados arrojados por las urnas coincidían con los presentados en las actas.

“Diseñamos un receptor de testigos de voto, hay una patente del Instituto, donde cae el papelito, la gente ve por quién vota y en una caja transparente garantizamos que caiga boca abajo, para que el ciudadano que siguiera de la fila no sepa por quién voto el anterior a él”, manifestó.

Resaltó que la tecnología es similar a la utilizada por instituciones bancarias; la conexión con los servidores del instituto se limita durante la jornada electoral por lo que no están en red y los resultados se transmiten únicamente al terminó de los comicios, lo que garantiza la seguridad de los sufragios.

“Utilizamos tecnología bancaria, no quiere decir que sea infalible, pero puedo decir que si hay alguien que puede violar tecnología bancaria creo más bien iría a un banco. Otra característica es que nuestras urnas no están en red entonces tendrías que hackear y crackear una por una”, expuso.

Ante esto, los entrevistados coincidieron que los ejercicios del voto electrónico en México son un avance para los procesos democráticos en sintonía con el desarrollo tecnológico y evolución de las naciones, que de volverse a retomar, colocaría al país en la vanguardia electoral que tienen países como Estados Unidos, Brasil e India.

“La tecnología, las necesidades van para allá, todo va para allá entonces yo creo que el voto electrónico es inminente ya sea presencial o a distancia”, consideró Garzón Contreras.

Notimex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: