Lo más nuevo:

Ultrasonido del cáncer de próstata es tan eficaz como la cirugía

México.- El uso de rayos de ultrasonidos de alta energía para destruir tumores de cáncer de próstata puede ser tan efectivo como la cirugía o la radioterapia, pero con menos efectos secundarios, aseguraron investigadores en un estudio publicado por la Escuela Imperial de Londres.

La investigación se realizó en seis hospitales en todo el Reino Unido, por lo que se trabajó a 625 hombres con cáncer de próstata que recibieron un tipo de tratamiento llamado ultrasonido focalizado de alta intensidad (HIFU).

El estudio es amplio sobre el tratamiento HIFU utilizado para atacar los tumores de próstata; el tratamiento es similar a una lumpectomía para otros tipos de cáncer, donde los médicos extirpan solo las células tumorales, dejando la mayor cantidad de tejido sano posible.

Los hallazgos descubrieron que después de cinco años la tasa de supervivencia del cáncer de HIFU era del 100 por ciento, aproximadamente, uno de cada 10 hombres necesitaron tratamiento adicional, por lo que la tasa de supervivencia del cáncer por cirugía y radioterapia también es del 100 por ciento a los cinco años.

La investigación también mostró que el riesgo de efectos secundarios de HIFU, como la incontinencia urinaria y la disfunción eréctil, eran más bajos que otras opciones de tratamiento, en un dos por ciento y 15 por ciento, respectivamente.

El profesor y autor principal del Departamento de Cirugía y Cáncer de Imperial, Hashim Ahmed, explicó que aunque las tasas de supervivencia del cáncer de próstata ahora son altas, los efectos secundarios de la cirugía o la radioterapia pueden cambiar la vida.

“Ahora debemos enfocarnos en mejorar la calidad de vida de estos hombres después del tratamiento. Este último ensayo de HIFU focal, que es el estudio más extenso y extenso del tratamiento hasta la fecha, sugiere que podemos enfrentar el cáncer con menos efectos secundarios”, añadió.

El estudio indicó que el cáncer de próstata es el cáncer más común en los hombres en el Reino Unido, con alrededor de 47 mil casos cada año y los tratamientos incluyen cirugía para extirpar la glándula o radioterapia, que usa radiación para toda la próstata.

Sin embargo, estos tratamientos pueden causar daños colaterales a tejidos sensibles circundantes como nervios, músculos, orina, vejiga y recto, ya que la próstata es aproximadamente del tamaño de una nuez.

La cirugía y la radioterapia para toda la próstata son tratamientos efectivos, pero pueden conducir a un riesgo a largo plazo de problemas urinarios, como la incontinencia, de entre el 5 y el 30 por ciento.

Además, de que tienen un riesgo de disfunción eréctil de entre 30 a 60 por ciento y la radioterapia también puede causar problemas rectales como hemorragia, diarrea y malestar en cinco por ciento de los pacientes.

Ante este panorama, HIFU es un tratamiento más nuevo, realizado bajo anestesia general, que administra haces de ultrasonido de alta energía directamente en la glándula prostática, a través de una sonda insertada en el pasaje posterior, donde no hay agujas ni cortes en la piel.

Lo anterior permite a un cirujano apuntar con precisión las células tumorales dentro de la glándula a una precisión milimétrica, con menos riesgo de daño a los tejidos circundantes.

En el nuevo estudio HIFU, realizado en hombres con una edad promedio de 65 años y cuyo cáncer no se había diseminado, el riesgo de incontinencia urinaria (definida como el uso de almohadilla) a los cinco años después del tratamiento fue del dos por ciento y el riesgo de disfunción eréctil 15 por ciento.

Los científicos también realizaron un seguimiento del número de pacientes que necesitan tratamiento adicional después de HIFU, (como la cirugía o la radioterapia), para el tratamiento de las células cancerosas que habían regresado y encontraron, que el 10 por ciento de pacientes nececitan un tratamiento adicional por cinco años, lo que es comparable con el número de pacientes que necesitan tratamiento adicional después de la cirugía o la radioterapia (5-15 por ciento).

El equipo mencionó que los pacientes con cáncer de próstata deben hablar a través de todos los tratamientos posibles con su equipo de atención médica, para que puedan considerar sus opciones por completo.

Se necesitan más ensayos de seguimiento para rastrear el progreso de los pacientes después de 10 años, así como también ensayos que comparan directamente HIFU con cirugía y radioterapia.

“Los datos de registro de más de 600 hombres son muy alentadores. Comenzamos el programa HIFU en UCLH en 2003, y ahora principalmente lo usamos como tratamiento focal, donde tratamos el cáncer pero no toda la próstata”, aseguró la lectora de urología de la UCL, Caroline Moore.

“Esto significa que los hombres son mucho más propensos a preservar la función urinaria y sexual, en comparación con la cirugía tradicional o la radioterapia. El tratamiento focal es particularmente adecuado para los hombres que tienen cáncer de próstata visible en la resonancia magnética, que está contenida en un área de la próstata”, puntualizó.

Notimex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: