Lo más nuevo:

A medio año del sismo regresa la esperanza a Chimalpa en Cuajimalpa

México.- Cientos de niños vestidos de blanco fueron los padrinos de la Iglesia de San Pablo Chimalpa, que reabrió sus puertas a seis meses de que el sismo de 8.1 grados afectará su estructura y arte sacro.

La edificación que inició su construcción en 1700 y que no fue terminada sino hasta 1890, es el símbolo del pueblo, ubicado en Cuajimalpa a dos horas de distancia del centro de la Ciudad de México, durante el sismo las grietas dañaron el campanario derecho, bardas y el retablo cubierto con oro en el que se venera a la Virgen de Dolores.

Durante el sismo, no hubo pérdidas humanas, se afectaron cerca de 100 casas, la mayoría construidas con adobe; sin embargo, durante la emergencia los afectados decían “que lo más doloroso era ver el templo”, punto de encuentro para las fiestas religiosas y cívicas.

Para reconstruir el templo católico, el pueblo organizó un comité integrado por 28 personas que recorrieron cada cuadra del pueblo para tocar en cada casa y lograr reunir el medio millón de pesos necesario para la reconstrucción.

De acuerdo con el presidente de la mesa pro restauración de San Pablo Chimalpa, Armando Romero, tras el sismo los habitantes decidieron iniciar de inmediato con las mesas de trabajo para la reconstrucción, ello, pese a la negativa del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Argumentó que la institución se negó en un principio, sin embargo, aceptó tras el compromiso de respetar ciertos parámetros como utilizar materiales usados en la construcción original tales como baba de nopal, tezontle y polvo de cantera.

Romero dijo que la reconstrucción de las viviendas tiene un avance de 90 por ciento, el poblado fue uno de los primeros en iniciar el proceso de reconstrucción toda vez que inmediatamente después del sismo inició la limpieza de los escombros, ello, gracias a la unión de los habitantes.

Romero explicó que para reparar los daños de la iglesia no recibieron ayuda de ninguna autoridad ni local ni federal, aunque reconoció que si tuvieron ayuda de la delegación Cuajimalpa y del diputado local Adrián Rubalcava para hacer de nuevo las casas.

Para celebrar la apertura de la iglesia, los pobladores organizaron una misa y llevaron a la banda musical Fiesta Oxaqueña. Los habitantes se sienten felices: la misión se cumplió y lograron terminar las obras una semana antes de la fiesta en honor a la Virgen a celebrarse el 23 de febrero.

En la iglesia resplandecen los retablos cubiertos con oro, fueron colocados nuevos candelabros, tiene nueva pintura, se limpió de manera integral y se logró lo más importante, salvar su estructura.

Además, se restauró la imagen de San Pablo, que tiene 300 años de antigüedad y que perdió las manos y la cabeza por el movimiento telúrico.

Después de Semana Santa continuarán los trabajos para fortalecer la cúpula derecha que fue la más dañada.

Notimex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: