Lo más nuevo:

Se eleva a 44 el número de muertos por brote de ébola en el Congo

Kinshasa.- El nuevo brote de ébola declarado en República Democrática del Congo (RDC) y que afecta a dos provincias del este del país deja hasta el momento 51 casos confirmados y 44 muertos, según el último balance ofrecido por el Ministerio de Salud congoleño.

Las autoridades congoleñas anunciaron el pasado 1 de agosto un nuevo brote de la virulenta enfermedad en la localidad de Mangina, en la provincia de Kivu Norte, y desde entonces se ha confirmado la propagación del virus a la vecina provincia de Ituri.

Desde el 8 de agosto, está en marcha una campaña de vacunación contra el ébola para frenar la propagación de la enfermedad.

Funcionarios de salud pública en el Congo luchan por contener el brote de ébola, ya que los países vecinos de Burundi, Ruanda, Sudán del Sur y Uganda refuerzan su preparación en caso de que el virus hemorrágico se extienda más allá de su frontera.

Una de las grandes preocupaciones es que una de las áreas afectadas se encuentra en una región conflictiva, que es peligrosa para los trabajadores de la salud y está cerca de la frontera de Uganda.

“Ese es realmente el peor de los casos: que no podemos entrar lo suficientemente rápido a una alerta de casos posibles. Y luego, un brote realmente comienza a afianzarse en esos puntos ciegos y se convierte en un brote regional de varios países”, dijo Peter Salama, un alto funcionario de la Organización Mundial de la Salud, a STAT News.

En la zona de salud de Mandima, en el territorio de Mambasa (Ituri), donde también estalló la epidemia, Médicos Sin Fronteras (MSF) estableció unidades de aislamiento preventivo en los centros de salud y reforzó la vigilancia epidemiológica.

“Entre nuestros pacientes tenemos a varios colegas del servicio de salud congoleño en la zona”, explicó en un comunicado la coordinadora de programas de emergencia de MSF, Gwenola Seroux. “Fueron los primeros en responder y algunos se vieron expuestos al virus”, precisó.

El responsable de la agencia sanitaria de la ONU explicó que hay lugares, denominados “zonas rojas”, donde no se puede entrar debido a los altos niveles de inseguridad, por lo que se desconoce el alcance de la expansión del virus.

Además las personas infectadas no pueden recibir tratamiento, lo que multiplica las posibilidades de contagio al resto de la población, detalló.

En este sentido, dijo que se cuenta con la ayuda de “instituciones que saben lidiar con estos grupos armados”, sin citarlas, que les pedirán que cesen los combates para que las actividades de vigilancia, control y tratamiento puedan llevarse a cabo.

Además, Kivu del Norte es una zona altamente poblada, a diferencia de la provincia de Ecuador, y donde hay muchos movimientos de personas, al acoger a un millón de desplazados internos.

Asimismo, un elevado número de trabajadores sanitarios se ha infectado, con siete casos confirmados.

El virus del Ébola se transmite a través del contacto directo con sangre y fluidos corporales contaminados y es más virulento cuanto más avanzado está el proceso.

Notimex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: